El Santa Cruz obtiene una “A”

Tras su excelente servicio, la calificación nacional de largo plazo del Banco Santa Cruz, fue elevada de “BBB+(dom)” hasta “A-(dom)” por la calificadora de riesgo “Fitch Ratings”, la cual consideró positivo el entorno operativo del 2016, junto a la diversificación de ingresos del banco y el ritmo favorable de crecimiento del mismo. El aumento de esta calificación se fundamentó en una base de ingresos diversificado, una calidad de cartera excelente y una gestión de liquidez adecuada.

Adicional a esto, también tienen las mejoras en capitalización, la consolidación de su estrategia de negocios y los retos en la eficiencia para incentivar la rentabilidad. “La política de liquidez de Banco Santa Cruz es conservadora, permitiendo mantener una base de depósitos buena y mitigar las concentraciones”, señaló la Fitch Ratings. La rentabilidad operativa de Banco Santa Cruz se sustenta en la diversificación de sus ingresos, provenientes de la actividad crediticia, así como de otros ingresos derivados de actividades de tesorería y comisiones por prestación de servicios.

Esta dinámica de ingresos se explica por el crecimiento de la cartera y un ambiente de relativa estabilidad en las tasas de interés, mientras que los otros ingresos operativos otorgan una estabilidad de la operación ante movimientos en las condiciones del mercado.